FA: Estamos desatando una ofensiva intelectual desde abajo

En marzo se inicia el proceso para la construcción de un programa de gobierno del Frente Amplio. La alianza política que apuesta por constituir una tercera fuerza en el campo político chileno convoca a todos quienes quieran participar dando ideas de como queremos que sea nuestra vida y entorno, diagnosticando problemas y, sobe todo, proponiendo soluciones. Para ello ya estrenaron un sitio web.

El Frente Amplio es un colectivo que agrupa a los partidos y movimientos de izquierda. Es integrado por Poder Ciudadano, Revolución Democrática, Partido Liberal, Partido Ecologista Verde, Partido Humanista, Partido Igualdad, Movimiento Autonomista, Izquierda Autónoma, Nueva Democracia (Cristian Cuevas), Izquierda Libertaria, Convergencia de Izquierdas y el Partido Pirata de Chile.

Nicolás Grau, del Movimiento Autonomista y que participa en la coordinación del proceso programático del Frente Amplio, contó a El Ciudadano que “entendemos que el Frente Amplio es algo todavía en construcción. Creemos que una de las formas de constituir es haciendo una discusión programática en cada uno de los territorios. Esa es la base de un programa social y parlamentario”.

Grau, quien fue presidente de la Fech en 2006, agrega que “se trata de organizar una plataforma programática que sea coherente, financiable y consistente. En que efectivamente la participación sea masiva y vinculante. Siempre se ha planteada de manera excluyente lo participativo con respetar la sostenibilidad fiscal. Queremos romper con esa idea y demostrar que es posible dicha coherencia”.

Una primera reunión efectuada durante el mes de febrero en la Universidad de Santiago determinó hacer una convocatoria para formar Grupos de Apoyo Programáticos (GAP) que realicen diagnósticos y propongan soluciones en los diversos campos de la vida social.

No es primera vez que se trata de levantar un programa presidencial para enfrentar el duopolio de la Nueva Mayoría. ¿Qué hace hoy la diferencia? Grau se siente parte de esa tradición, “somos parte de esa historia, pero una diferencia principal tiene que ver con el momento histórico: En Chile hay una crisis de la élite que no tiene legitimidad social y política de antes. Está en disputa la hegemonía cultural. Lo que abre las puertas no sólo para la izquierda, sino que para todos los movimientos transformadores. El escenario es muy distinto y mucho mas favorable para la emergencia de una tercera fuerza que plantee de manera creíble una posibilidad transformadora en Chile”.

Lautaro Guanca del Partido Igualdad, y que participa en la comisión de vivienda, ciudad, territorio y patrimonio del Frente Amplio, comenta que “estamos desatando una ofensiva intelectual desde abajo”.

El actual concejal por Peñalolén agrega que “los GAP estamos listos para sistematizar las voces de los territorios. No tenemos soberanía política. Nuestra pega es simplemente detonar a través de preguntas a las bases, los planes y programas del buen gobierno más una batería legislativa para irrumpir en el Congreso”.

Los desafíos del movimiento social para 2017

LAS ETAPAS DEL PROCESO

Los objetivos del Proceso Programático del Frente Amplio (FA) son la construcción participativa de un programa presidencial transformador, la constitución de unidades orgánicas en los distintos territorios y así poder potenciar las candidaturas del pacto 2017, tanto para la presidencial como las parlamentarias.

El proceso consta de tres etapas. La primera es la convocatoria, la que implica la constitución de los grupos territoriales y temáticos con su correspondiente discusión; seguida de una etapa de sistematización, en la que se priorizarán las propuestas en asambleas distritales; y finalmente una fase de perfeccionamiento y lanzamiento del programa a nivel nacional.

Los plazos establecidos son culminar la primera etapa en el mes de marzo. Durante los meses de mayo y junio será la fase de sistematización de las propuestas y hasta principios de agosto el desarrollo final.

En la primera fase que se inicia este mes de marzo se aspira a conformar unidades territoriales a nivel distrital y grupos de apoyo programáticos a nivel nacional. Los grupos temáticos estarán encargados del diagnóstico, la sistematización y el perfeccionamiento de las demandas planteadas.

La idea es que se discuta todo lo que tiene que ver con el vivir cotidiano de las multitudes: salud, educación, respeto por los animales, la diversidad sexual, los impuestos, las tasas bancarias, el modelo forestal, el transporte público y su precio, el salario mínimo, las horas de trabajo, la política de drogas, el cuidado de la naturaleza, la autonomía mapuche o las políticas de ciencia y tecnología.

“Una característica de nuestra época es la mayor diversidad, la acumulación de luchas políticas en los últimos años. Están la experiencia de las luchas habitacionales, estudiantiles y ecológicas, las por derechos sociales. Es un escenario propicio para iniciar la discusión y las distintas fuerzas del Frente Amplio hemos ayudado a generar ese escenario”- destaca Grau.

En forma paralela un Equipo Jurídico – Económico estará a cargo del análisis de la viabilidad y radicalidad de las propuestas. Todos los diagnósticos sectoriales se publicarán en plataforma web.

Grau destaca que “estamos con una apuesta de lograr una amplitud social bastante inédita en la izquierda chilena, por lo menos en los últimos 30 años. De hecho, la misma idea de izquierda se tiene que superar para sumar a toda la gente que quiera hacer transformaciones importantes en Chile. La amplitud no es algo vago o abstracto, sino que se expresa en esta convocatoria programática que estamos haciendo. Su construcción va a estar dada en los territorios a través de este proceso programático. No es que le preguntemos a la ciudadanía cuál es su opinión, sino que este llamado a hacer un programa de gobierno es porque hay una confianza mayor en la ciudadanía, en la democracia radical. No queremos tener todo controlado porque confiamos que los proyectos que surgen a partir de la discusión colectiva son proyectos que son serios, que perfectamente pueden ser viables y que tienen el apoyo de sectores sociales grandes. No se pueden hacer cambios sociales grandes si no se tiene el apoyo de una mayoría”.

 

M.B.R.

@kalidoscop

El Ciudadano

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*