JUNGLA: ¿Importar terrorismo de Estado?

Por la vía de vergonzosos montajes policiales, desde la más absoluta impunidad política que alienta titulares explosivos acerca de una zona “de conflicto” que tiene camioneros cobrando seguros y generosas dádivas económicas del Estado por la pérdida de sus “fuentes de trabajo”, instalaron la lógica de una inexistente práctica terrorista que activa un jugoso negocio privativo para la enorme mayoría de las y los ciudadanos de este país.

La noticia de que efectivos policiales serán entrenados en Colombia, igual que el conjunto de autoridades nombradas en el aparato público y que vienen del mundo de las forestales y los latifundistas, no es más que el aguinaldo electoral que se ganaron luego de servirle de manera tan eficiente a la derecha y a  todos los que se montaron en el absurdo tren del terrorismo en la Araucanía y que  fundaron desde ahí un trabajo político basado en el miedo.

El ramberío rasca que invoca pistolas, asaltos y allanamientos mientras estruja los dineros del Estado, de ascendencia racista y usurpadura, luego de plantar en los diarios el mito mapuche entrenado por las FARC, mira ahora esa misma prensa con profunda satisfacción porque el gobierno de sus privilegios de clase comienza a mandar contingente a Colombia para perfeccionar  el asedio y la militarización del Wallmapu.

¿Quiénes van a entrenar a Carabineros de Chile?

El cuerpo especial de la policía colombiana llamado “Comandos Jungla”. Un cuerpo policial formado originalmente bajo asesoría de la armada británica en 1989 y que el año 2008 tuvo un cambio importante en el contexto del Plan Colombia, así es que la “cooperación” de EEUU termina adiestrando y armando lo que se conoce hoy como el cuerpo policial más violento del planeta, dependiente políticamente del Estado colombiano y para todos lo demás efectos del Departamento de Estado norteamericano.

Y así es entonces como es que se va construyendo este relato que trae a Chile una importación no-tradicional desde un país en que en solo dos años han asesinado a tiros y machetazos a 385 luchadores sociales de organizaciones campesinas, indígenas y ambientalistas.

¿Esto es lo que se nos viene?

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*