Entrevista a Iván Carrasco, miembro de la mesa política del Frente Amplio y dirigente del Partido Igualdad

 

Fuente: http://www.elclarin.clivan carrasco_000052

 

Hay que comentar que recién el pasado 11 de febrero se cerró un ciclo que se inició el 14 de diciembre con las primeras reuniones del Frente Amplio. En estos 2 meses las fuerzas que concurrimos a su conformación llegamos a acuerdos básicos, como que iremos juntos a las elecciones parlamentarias y presidenciales este año”.

“Nos pusimos de acuerdo en que la unidad básica de organización del FA serán las comunas y los espacios naturales de organización de la gente en la base; que garantizaremos la soberanía de los territorios en su deliberación; que el programa del FA se elaborará en procesos soberanos y democráticos de base; que de los territorios emanaran los candidatos al parlamento; que tendremos un candidato presidencial único …” Iván Carrasco.

 

1. Pregunta: Iván, eres sociólogo y ex dirigente de Andha Chile y, por qué no decirlo en forma de homenaje a tu padre y a la tradición revolucionaria, eres hijo de José Carrasco (Pepone) dirigente del MIR asesinado por Pinochet, el periodista e inolvidable luchador contra la dictadura cívivo-militar. Además eres, junto con otras y otros dirigentes populares, fundador del Partido Igualdad. Lo que para algunos son tiempos tumultuosos, de descalabro de la política reñida con la ética, para los militantes como tú son tiempos de acción y reflexión, con miras a la organización del pueblo. Empecemos por un balance corto: ¿qué lecciones sacó Igualdad de la campaña pasada con Roxana Miranda, cuando hubieron dos candidaturas populares?

Iván Carrasco: Leopoldo, te agradezco el homenaje a mi padre. La primera gran lección es que es muy complejo y difícil desarrollar el proceso de unidad necesaria de las fuerzas transformadoras en medio, o casi en medio, de un proceso electoral. Esto porque las fuerzas que concurren a la unidad y que ya tienen sus candidatos definidos, muchas veces están más preocupados de “bajar” al candidato competidor que de sentar las bases sólidas para la unidad. A nuestro juicio eso fue lo que pasó en la elección pasada, donde lamentablemente la unidad tan nombrada no pasaba de ser mecanismos para bajar al otro candidato, a punta de zancadillas y malas prácticas, más que procesos de confluencia real.

 

Hay que comprender que la unidad de la izquierda y de las fuerzas transformadoras es un valor importante, pero su importancia y valor radican en que es un medio para alcanzar justamente las transformaciones que Chile necesita. Entonces, cuando ese proceso se enturbia o queda claro que dicha unidad no va para ningún lado, sino solo a más quiebres, personalismos y dispersión sin claridades estratégicas, en esas condiciones, lo más adecuado es garantizar la perspectiva estratégica. Y para nosotros eso era instalar una opción política de los pobres, de los excluidos, de los empobrecidos por este sistema capitalista. Una opción revolucionaria nacida genuinamente desde el pueblo en lucha. Creemos que esa opción estuvo muy bien representada por Roxana Miranda. El orgullo plebeyo, la radicalidad desde abajo, el perderle el miedo y el respeto a la institucionalidad construida por los ricos y poderosos, el llamado a la lucha, la convocatoria a que los pueblos se alcen. Estos elementos no estaban garantizados en la “unidad” que se articulaba en torno al otro candidato (Marcel Claude). Por esa razón, nuestro partido no concurrió a ese proceso de unidad. Evaluamos que no concurrían las condiciones mínimas para garantizar que de ahí saldría un avance para el pueblo y sus luchas. Pero esos elementos sí los entregó nuestra campaña a los pueblos de Chile. Y estamos orgullosos de eso.

 

En vista de lo anterior, nosotros empezamos a insistir, desde mediados del año 2016, en que el proceso de unidad para enfrentar la coyuntura electoral de este 2017 debía empezar ya. En Julio del año pasado entregamos una carta por la unidad de las fuerzas políticas transformadoras a todos los grupos políticos, donde proponíamos un itinerario de reuniones y avances. Pero no recibimos respuesta. Recién en octubre se empezaron a realizar algunas bilaterales donde insistimos en la necesidad de iniciar conversaciones en torno a la unidad; que eso no podía quedar para después, porque en medio de un proceso de campaña iba a ser imposible ponerse de acuerdo en temas de fondo. La primera reunión de lo que ahora se conoce como Frente Amplio, donde participan de verdad un arco amplio de fuerzas políticas (aunque evidentemente aún faltan muchas más), recién se dio el 14 de diciembre.

 

2.Pregunta: En breve, ¿cómo ven la situación política desde el Partido Igualdad?

Iván Carrasco: Creemos que la situación política del país es favorable para las fuerzas revolucionarias y anticapitalistas. Si bien es cierto que, comparado con los años 2011-2012, hay un evidente reflujo de la lucha social y popular en general, también es cierto que los partidos de la burguesía no han logrado rearmar una política que los legitime ante el pueblo. Toda la estructura construida en esta seudo democracia se resquebraja. El sistema de partidos entra en una crisis enorme. Todo lo que hace algunos años parecía sólido hoy se cae a pedazos. El pueblo y los ciudadanos ya no les creen a los que hasta ahora mandaban sin contrapeso. Los partidos de los ricos y de la gran burguesía ya no pueden mantener la dominación como antes. Para muestra de esto basta ver lo patético del apoyo a Lagos; o que muchos partidos que tienen enormes recursos, diputados, senadores, ministros, que son gobierno, apenas pueden conseguir las firmas para mantener su legalidad; los enormes niveles de abstención, o que los partidos del sistema hayan perdido varios millones de votos.

 

Ahora bien, este escenario, si bien es favorable para las fuerzas transformadoras, no garantiza nada. De hecho, si las fuerzas revolucionarias no actuamos con prontitud, osadía e inteligencia, puede ser posible que en este escenario surjan fuerzas de derecha populistas, neo-facistas, o simplemente algún nuevo personaje con un discurso crítico pero que en el fondo no sea más que un embaucador para engañar al pueblo y mantener todo igual. Ya se ha visto.

 

Por otra parte, se viven procesos muy importantes y que reflejan el avance de las fuerzas transformadoras en la consciencia de la gente. Ejemplo de éstos son la alta valoración ciudadana que tienen diputados que vienen de las luchas estudiantiles como Gabriel Boric y Geogio Jackson, que han mantenido una postura clara de oposición al gobierno de la Nueva Mayoría; las enormes marchas contra las AFP en todo Chile; el gran apoyo que tienen en la población temas como la recuperación de los recursos naturales, terminar con las garras del mercado en los derechos sociales; el apoyo a una Asamblea Constituyente para una nueva Constitución; el gran apoyo ciudadano a las demandas del pueblo mapuche; etc.

 

En resumen, es un momento de crisis, transformación y cambio. Nuestra labor es que esos cambios sean en una perspectiva revolucionaria y anticapitalista. Para ello necesitamos que el pueblo, los trabajadores, los empobrecidos por este sistema, construyamos una mayoría social y política en Chile que encabece, garantice y sostenga organizativamente, la lucha por las transformaciones.

 

3. Pregunta:¿Por qué formar el Frente Amplio? ¿Cuál es la visión del Partido Igualdad con respecto al Frente Amplio; es un mero acuerdo electoral, un partido-movimiento programático con miras a la transformación social ….? ¿Cómo vincularse con el pueblo y los trabajadores y otros movimientos sociales? ¿Se es democrático-antineoliberal y anticapitalista o los dos primeros solamente, y por qué? ¿Cabe desarrollar un eje ecologista y feminista en un país saqueado por las grandes empresas y en vías de destrucción, con los derechos de género conculcados y la violencia latente hacia las mujeres en las Fuerzas Armadas del Estado? ¿Y quiénes pueden participar en él?

Iván Carrasco:Desde nuestro punto de vista, el Frente Amplio debe ser un espacio de unidad social y política de largo aliento, que se plantee 3 objetivos claros: i) construir las condiciones electorales y de unidad social y política para ser gobierno y tener una mayoría parlamentaria; ii) impulsar la construcción del poder popular y ciudadano que sostenga la lucha desde abajo por las trasformaciones revolucionarias que Chile requiere; iii) impulsar en todos los frentes de lucha (esto es desde el Estado, contra el Estado y sin el Estado), un programa transformador, surgido de las reivindicaciones más sentidas de nuestro pueblo que dé respuesta a la explotación y a las opresiones de género también; a nuestro juicio, en las actuales condiciones sociales y económicas chilenas y mundiales, no puede ser sino un programa de claro corte anticapitalista (ya sea se le nombre así o de otra manera). Programa que debe hacerse cargo también de las otras formas de opresión, como la de los deudores, de los sin vivienda, de las mujeres, de las comunidades violentadas por las llamadas “catástrofes naturales” que son formas de negligencia del Estado posdictadura ante la voracidad empresarial.

 

En este sentido, como partido creemos que los diputados, alcaldes, concejales, etc., elegidos por el FA deben ser un puntal de la luchas sociales en sus territorios. No nos sirven autoridades que tengan un discurso radical pero que en su práctica hagan lo mismo que los políticos del sistema. Por eso estuvimos de acuerdo en el párale que se le hizo al senador Navarro. No se puede construir lo nuevo con las viejas y mañosas prácticas. Nuestras autoridades electas deben ser los primeros y más resueltos organizadores de las luchas en sus territorios, los mejores ejemplos de las nuevas formas de hacer política, ejemplos de unidad, de transparencia, de humildad, disposición colectiva, de organización desde la base, de lucha resuelta y consecuente.

 

Y para lograr los objetivos señalados, creemos que es necesario que en el Frente Amplio concurran el máximo de partidos y movimientos sociales que adscriban a los principios que el FA ha construido en estos 2 meses de debate. Estos son: ser una fuerza que tiene como objetivo superar el sistema neoliberal e instaurar en Chile un sistema social y político que garantice una democracia plena, justicia, libertad, igualdad y el conjunto de los derechos sociales e individuales de los chilenos; ser una fuerza independiente y opositora al duopolio conformados por la derecha y la Nueva Mayoría; ser una fuerza que no esté vinculada ni al servicio de empresarios ni a grupos económicos y donde todos sus miembros tendrán independencia del poder empresarial, de sus dineros y su corrupción; ser una fuerza que construya la unidad en la diversidad, y su organización, programa y lineamientos políticos se construirán con vocación participativa, democrática, plural y respetuosa de las minorías.

 

En términos políticos, creemos que el FA debe ser la confluencia de fuerzas sociales y políticas de carácter revolucionarias y anticapitalistas con fuerzas reformistas o reformadoras consecuentes. Esto es, una confluencia de fuerzas que creemos en la construcción del poder del pueblo y los trabajadores y en un horizonte emancipatorio que implica la superación del capitalismo y del estatismo como objetivo, con fuerzas sociales y políticas que se plantean las transformaciones programáticas acordadas y que estén dispuestas a pelearlas hasta el final, sin negociar ni rendirse frente a los partidos del duopolio. En este sentido todas las luchas por la felicidad humana caben en el FA y sus puertas están abiertas.

 

Si ese espacio de unidad social y político somos todos capaces de mantenerlo vivo en el largo plazo, creo que es posible que se haga realidad nuestra consigna de que ¡el pueblo mande!

 

4. Pregunta: ¿En qué punto están las conversaciones con las otras orgánicas? ¿Liberales pro-mercado caben en el FA? Es un partido instrumental de izquierda-reformistas, algo así como lo fue el PPD?

 

Iván Carrasco: Ha habido harto debate sobre la participación el partido Liberal en el Frente Amplio. Ellos plantearon 2 temas durante las conversaciones de conformación del FA: uno era que el Frente Amplio no se declarara de Izquierda y el otro que no llevara candidato presidencial. En el primer punto hubo acuerdo en el FA de que éste no era solo un frente de izquierda, sino un frente por las transformaciones que asumiera un perfil mucho más amplio, que por supuesto incluyera a fuerzas sociales y políticas claramente de izquierda, pero también a otras que no se identifican con la izquierda, pero sí con sus principios, con un programa de transformaciones o con luchas sociales puntuales. En ese debate la totalidad de las fuerzas del FA estuvimos de acuerdo. Nosotros en particular también creemos que las luchas por la transformación superan con creces a la izquierda, son luchas de todo un pueblo. De hecho hay organizaciones sociales que luchan por la vivienda, por un salario digno, o por temas ecológicos, de género, o por terminar con las AFP, cuya base social es muy amplia, no necesariamente de izquierda y dan una pelea muy consecuente. Esa fuerzas sociales tiene que están en el FA, por lo tanto no podemos ponerle barreras de entrada ideológicas. Lo importante es que si están de acuerdo con la política del Frente Amplio, su programa y sus principios, deben estar en él. En este sentido, el Partido Liberal ha manifestado su total acuerdo con lo que hasta ahora se definido.

 

Sobre el tema del candidato presidencial el Frente Amplio definió que sí o sí debemos llevar candidato presidencial. Esto se acordó en el encuentro del 21 de enero y se ratificó en el ampliado del 11 de febrero. Frente a esto, el partido Liberal manifestó que se sumaban a lo acordado por mayoría en FA. Así que debo decir que la convivencia con el partido Liberal hasta ahora dentro del FA ha sido muy armoniosa.

 

5. Pregunta:¿Entonces el FA llevará candidato presidencial; cómo se definirá?

Iván Carrasco: Sí, llevaremos sí o sí candidato. El acuerdo es que se definirá en primarias legales. De no poder hacer primarias legales, ya sea porque no hay ninguna fuerza con la capacidad legal para inscribir primarias el 2 de mayo, entonces se buscará otro mecanismo democrático y participativo para escoger el candidato.

 

Una vez definido el candidato, se buscará la mejor manera de resolver los temas legales para presentarlo.

 

 

5. Pregunta: Cómo se han definido los candidatos como Cuevas, Carla Amtmann, Figueroa, Javiera Parada y otros que ya se anuncian? Pareciera haber sobre representación del Movimiento. Estudiantil, pero ¿y los otros movimientos sociales, los trabajadores, las mujeres?

Iván Carrasco: Cada fuerza política y social que participa en el FA tiene todo el derecho de anunciar a quienes pretenden llevar de candidatos en cada distrito. Lo claro es que el acuerdo del FA es que dichas candidaturas no serán acordadas en una mesa política cupular sino que serán emanadas de los territorios de base del FA. Por tanto, como bien han dicho todos, los que se presentan son pre-candidaturas a ser ratificadas en los territorios. Además hemos acordado que, de haber más candidatos que cupos, se harán primarias para dirimir.

 

Además, con los últimos acuerdos en lo organizativo, el Frente Amplio se va a abrir y se van a sumar muchos más movimientos políticos y sociales que seguramente también levantarán sus precandidatos. Y estoy seguro que se levantarán más obreros, pobladores, campesinos, feministas, ecologistas, defensores de los derechos humanos, minorías sexuales, pueblos originarios. Toda la gama y diversidad de los pueblos en lucha. En el FA hay espacio para todos porque es un instrumento político y organizativo de todo el pueblo, no solo de un sector.

 

6. Pregunta: ¿Cuáles son los puntos programáticos clave que el Partido Igualdad defiende, de partido, de gobierno en el Frente Amplio?

Iván Carrasco: En primer lugar hay que dejar en claro que el programa del Frente Amplio se elaborará desde las bases, en un proceso de participación directa de la gente en cada comuna. No será un programa elaborado entre 4 paredes por un grupo de “expertos”. Lo que emane de ese proceso de base será el programa común que defenderemos todos.

 

También hay que entender que el programa refleja no solo lo que cada partido o movimiento desea. No es una lista de supermercado. El programa refleja la amplitud de la fuerza que quieres construir, la profundidad y radicalidad de los cambios y hasta donde estás dispuesto a llevar la lucha. Por tanto los programas van variando de acuerdo a cada etapa de la lucha entre las clases. En ese sentido, un programa es una herramienta de unidad, de movilización y de lucha. O sea, un programa es una herramienta de la política.

 

Ahora bien, cada organización que compone el FA tiene el derecho de plantear, al interior de este proceso, sus propuestas para que sean conocidas y debatidas. Nosotros impulsaremos temas que para nosotros son básicos si queremos cambiar Chile, propuestas como terminar con las AFP e instalar un sistema de reparto, hacemos nuestro la propuesta que No más AFP ha hecho. Creemos que los derechos sociales básicos como educación, infancia, salud, deporte, previsión social, trabajo digno, vivienda, seguridad social; etc. deben ser garantizados por el Estado. Proponemos impulsar una Asamblea Constituyente vía decreto presidencial, lo que permite convocarla sin los quórums parlamentarios. Estamos por la recuperación de todos los recursos naturales y de las empresas de servicios básicos, para que puedan ser administrados por el pueblo a través de procesos democráticos que garanticen eficacia, calidad, eficiencia y reparto justo de las riquezas producidas en la sociedad. Estamos por instaurar un nuevo modelo productivo, sobre la base de impulsar un área de Economías alternativas, solidarias, no capitalistas, esto es no regidas por el lucro, la explotación de los trabajadores, la degradación del medio ambiente, el abuso a los consumidores. Sí regidas o basada en el cooperativismo, la asociatividad, la democracia de los productores, trabajadores, consumidores y ciudadanos, que garantice la repartición democrática de las riquezas producidas. Que garantice también la sustentabilidad, el respeto a los derechos de los trabajadores/as, la conservación de la biodiversidad, el bienestar animal y el Buen Vivir. Estamos por una modernización y transformación del Estado y del sistema político, sobre la base de garantizar una democracia plena, participativa y vinculante; descentralización regional y social, la redistribución y dispersión del poder en la sociedad democráticamente organizada; por un Estado plurinacional con autonomía de los pueblos originarios.

 

En términos de largo plazo, nosotros ponemos el acento no solo en las transformaciones de las estructuras o las instituciones, sino en el objetivo que nos parece de fondo, que es la felicidad y dignidad de los pueblos, la libertad de los oprimidos, la emancipación de los trabajadores. Para esos objetivos, creemos que es vital superar el capitalismo y el estatismo como formas de producción social. El estatismo no significa socialismo, ni significa liberación ni soberanía de los pueblos. Basta ver la experiencia del socialismo burocrático real para darse cuenta de ello.

 

Por eso, a mi parecer, el criterio que debe guiar la elaboración programática en cada periodo de lucha es la creación del poder efectivo de la sociedad en la conducción de su destino. Participación y soberanía democrática de los pueblos, luchar contra todo tipo de burocracia y castas opresoras, instaurar el poder popular y la democracia participativa. Esto es, instaurar el poder de la sociedad democráticamente organizada desde la base en todas las instituciones de la república. Por tanto nuestra consigno no es “más Estado”, sino más poder popular, más poder de la sociedad democráticamente organizada. O sea, que el pueblo mande. Por eso, la transformación del Estado es vital para cualquier proceso realmente revolucionario.

 

7. Pregunta: ¿Habrá congresos de fundación con debates estratégicos o es muy precario todo aún?

Iván Carrasco:En este punto hay que comentar que recién el pasado 11 de febrero se cerró un ciclo que se inició el 14 de diciembre con las primeras reuniones del FA. En estos 2 meses las fuerzas que concurrimos a su conformación llegamos a acuerdos básicos, como que iremos juntos a las elecciones parlamentarias y presidenciales este año; nos pusimos de acuerdo en que la unidad básica de organización del Frente Amplio serán las comunas y los espacios naturales de organización de la gente en la base; que garantizaremos la soberanía de los territorios en su deliberación; que el programa del FA se elaborará en procesos soberanos y democráticos de base; que de los territorios emanaran los candidatos al parlamento; que tendremos un candidato presidencial único; que el FA estará compuesto por partidos, movimientos organizaciones sociales en igualdad de condiciones, de deberes, derechos y requisitos; que su orgánica será flexible y diversa; que sus principios programáticos son de claro carácter de transformación profunda de la realidad que vivimos, que lucharemos por una Asamblea Constituyente y por terminar con las AFP, por un nuevo modelo de desarrollo económico, por construir un nuevo tipo de Estado, etc. Es harto para apenas 2 meses. Esto indica que las fuerzas que concurrimos al FA, a pesar de nuestras evidentes diferencias, teníamos mucha más sintonía que la que creíamos.

 

Hay que decir que en esta primera etapa los acuerdos fueron construidos por las fuerzas políticas que iniciamos este proceso. Pero no para cerrarlo o llevárnoslo para la casa, sino para garantizar que hay un acuerdo político sólido de estas fuerzas y que no nos íbamos a quebrar al primer problema. Esa etapa está asegurada, el FA va a llegar unido a las batallas de este 2017 y eso le da confianza y seguridad a los dirigentes y organizaciones sociales de todo el país de que esta herramienta de unidad estará a su disposición.

 

La etapa que viene ahora es que el FA se debe abrir a todos y entre todos definir las próximas tareas y procesos políticos.

 

Lo concreto ahora es que hay que hacer un llamado a participar en el proceso de elaboración programática desde la base que se iniciará a mediados de marzo. Esa será la primera gran asamblea de participación ciudadana y popular en las comunas que se impulsará. Serán abiertas a todos los que quieran dar su opinión y juntarse con otros a soñar el Chile que queremos.

 

Nosotros como Igualdad propondremos realizar a la brevedad posible un próximo encuentro amplio del Frente Amplio para ir definiendo las futuras tareas, ya sean organizativas o políticas, donde se integren plenamente todas las fuerzas que quieran ingresar en plenitud de derechos y obligaciones.

 

 

8. Pregunta: Hay quienes, y por diferentes razones, tanto desde la Izquierda bien intencionada como desde la derecha duopólica insidiosa, dicen que el Frente Amplio es una tentativa lanzada de arriba, que huele a lo puro cupular-electorero y que es manejado por Boric y Jackson.

Iván Carrasco:Boric y Jackson son tremendos activos del Frente Amplio. Son un referente para la sociedad chilena. Pero el FA es mucho más, son miles los que se organizan en la base para luchar por otro Chile. Y ahí está la fortaleza estratégica del FA, eso nunca hay que olvidarlo, y estoy seguro que ambos diputados, como provienen de las luchas sociales enormes que lideraron, lo saben y actúan en consecuencia.

 

9. Pregunta: ¿Cómo pueden y podrán expresarse el pueblo y los trabajadores en los territorios; habrán círculos, bases del FA, asambleas del FA …? ¿Cómo impedir que sea una experiencia cupular más?

Iván Carrasco:Como explicaba antes, el diseño orgánico y participativo ya está más o menos claro, se basará en las unidades comunales. Hay una comisión de territorio y organización que deberá coordinar esos espacios. Una vez que esos espacios se creen deberán coordinarse en los distritos para la coyuntura electoral. Estamos en un principio usando internet para que la gente se inscriba. La página es http://www.frente-amplio.cl.Las personas que sean parte de un movimiento social o político o los ciudadanos que no están organizados tienen todo el derecho de participar en los espacios de organización del FA. Ya hay más de 30 comunales que se han conformado y siguen creciendo semana a semana.

 

El partido Igualdad se ha dado la tarea de convocar en todas las comunas y territorios donde tiene presencia a todas las fuerzas vivas, ya sean organizaciones políticas o sociales, para construir FA en cada comuna. Nuestro concepto es que el FA sea mucho más que la suma de las 11 organizaciones políticas que están en la mesa política. En nuestro concepto, el FA debe ser un instrumento de unidad del Pueblo en Lucha. En eso pondremos todo nuestro empeño.

Entrevista realizada por Leopoldo Lavín Mujica, Santiago, 14 de febrero del 2017

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*